Infórmate acerca de las Vacunas contra la Covid-19

A junio de 2021, se han autorizado 18 vacunas contra la COVID-19 en al menos un país. algunas vacunas en países específicos, entre ellas las vacunas desarrolladas por Pfizer/BioNTech, por AstraZeneca/Oxford, por Janssen, por Moderna, por Sinopharm y Sinovac, además han sido aprobadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Infórmate acerca de las Vacunas contra la Covid-19

Preguntas frecuentes:

vacunas contra la COVID-19

¿Existe una vacuna contra la COVID-19?

A junio de 2021, se han autorizado 18 vacunas contra la COVID-19  en al menos un  país. algunas vacunas en países específicos, entre ellas las vacunas desarrolladas por Pfizer/BioNTech, por AstraZeneca/Oxford, por Janssen, por Moderna, por Sinopharm y Sinovac, además han sido aprobadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS)

En Colombia se ha aprobado el uso de cuatro vacunas, las desarrolladas por Pfizer/BioNTech, por AstraZeneca/Oxford, por Janssen y por Sinovac.

En Colombia, se están realizando X ensayos clínicos en 4 vacunas, las desarrolladas por AstraZeneca/Oxford, por Janssen, por Clover y por CureVac. Además se espera que comiencen estudios de vacunas desarrolladas por Medicago y Walvax.

Para más información sobre cómo va el desarrollo de las vacunas visite https://covid19.trackvaccines.org, una página web realizada por la Universidad de McGill que permite rastrear el progreso de las vacunas y está siendo actualizada constantemente.

¿Por qué continuamos realizando investigaciones de vacunas contra la COVID-19 si ya hay aprobadas?

En el mundo somos casi 8 mil millones de personas y en lo que va la pandemia, todos nos hemos visto impactados. Ahora que contamos con vacunas aprobadas, que han demostrado ser eficaces en la prevención de la enfermedad grave de COVID-19, necesitamos seguir realizando investigaciones porque:

  1. Entre más opciones tengamos, más rápido le pondremos fin a la pandemia. Las compañías farmacéuticas sólo pueden producir una cantidad determinada en un corto periodo de tiempo, si hay pocas opciones, tomará más tiempo inmunizar a toda la población.
  2. En 8 mil millones de personas, existen muchos tipos de personas. Cada vacuna puede actuar de forma diferente dependiendo de la edad o estado de salud de la persona, la investigación continua en las vacunas nos permite tener idea de cómo funcionan las diferentes vacunas en diferentes tipos de personas.
  3. Aún no sabemos muchas cosas. Actualmente, sabemos que hay algunas vacunas eficaces en la prevención de la enfermedad grave por COVID-19, sin embargo, se necesitan más datos para responder otras preguntas a) alguna vacuna previene una infección por el SARS-CoV-2 b) cuánto tiempo dura la protección de la vacuna, c) qué impacto tiene la vacuna a largo plazo, entre otras.

¿Unirse a un estudio es como ser un conejillo de indias?

No, las personas pueden decidir si participar o no en un ensayo clínico y si continúan en él. Todos los voluntarios pasan por un proceso de consentimiento informado, que garantiza que comprenden todos los riesgos y beneficios de participar en el estudio, se les recuerda que su participación es totalmente voluntaria y que se pueden retirar en cualquier momento. Todos los estudios se realizan bajo estándares éticos internacionales y supervisados por entes reguladores para salvaguardar la seguridad del participante.

¿Las vacunas son seguras?

Cuando se estudian nuevos medicamentos, incluidas las vacunas, la seguridad es una de las más altas prioridades. Todos los desarrollos médicos pasan por fases de investigación preclínica y clínica antes de ser aprobadas (ver artículo preguntas frecuentes: estudios clínicos), y su objetivo es garantizar la seguridad y eficacia de la vacuna (capacidad para proteger contra la enfermedad), en las fases iniciales se evalúan los eventos secundarios, si se presenta algún evento no admisible, este desarrollo no continúa en estudio.

Si, las vacunas aprobadas son seguras, como con todos los medicamentos y tratamientos existen riesgos de eventos secundarios.

Las vacunas que se encuentran en estudios, entre más adelante van, se puede decir con mayor certeza que son seguras, sin embargo, como todos los medicamentos y tratamientos existen riesgos de eventos secundarios.

¿Me van a inyectar COVID-19?

No. Se han desarrollado diferentes tipos de vacunas para prevenir la COVID-19, la mayoría de ellas contienen partes biológicas similares a las del virus SARS-CoV-2 pero que han sido elaboradas genéticamente en laboratorios, además, no tienen capacidad de reproducirse en humanos y por tanto, no hay posibilidad de infección viral. Estas partes son las que se inyectan con la vacuna, nuestro cuerpo las reconoce como algo que nos puede provocar daño y desarrolla defensas, este proceso puede generar síntomas similares a gripa, sin embargo, son de corta duración, y luego nuestro cuerpo está preparado por si en algún momento nos exponemos al virus real. Así que en ningún momento se inyecta a las personas con el virus.

En los estudios, tampoco se va a inyectar o exponer al virus, el diseño de los estudios no implica exposición al virus. Por lo general, se hacen estudios aleatorios, a ciegas, controlados con placebo, que significa que algunos participantes de manera aleatoria obtendrán la vacuna que se

¿Cuáles son los tipos de vacunas contra la COVID-19?

A lo largo de la historia se han desarrollado muchos tipos de vacunas, se diferencian porque pueden utilizar un microorganismo completo, solo fragmentos del microorganismo o solamente el material genético.

  • Vacunas con vectores: contienen una versión modificada de otro virus diferente del virus que causa el COVID-19, dentro de este virus modificado, hay material del virus que causa el COVID-19, esto es llamado vector viral. Cuando esto ingresa a nuestras células, permite que ellas hagan una proteína exclusiva del virus que causa el COVID-19. Esto genera una respuesta en nuestro cuerpo de generación de defensas, así nuestro cuerpo sabrá como combatir el virus si nos llegamos a infectar. Las vacunas desarrolladas por  Janssen y por AstraZeneca/Oxford son de este tipo.
  • Vacunas con subunidades proteicas: este tipo de vacunas incluyen porciones de proteínas del virus que causa el COVID-19. Cuando recibimos la vacuna, nuestro cuerpo reconoce que esta proteína no debería estar en nuestro cuerpo y comienza la generación de defensas, y nuestro cuerpo sabrá cómo combatir el virus si nos llegamos a infectar, un ejemplo de esta vacuna, es la desarrollada por Clover, y hay más que se encuentran en estudio.
  • Vacunas con ARNm: estas vacunas contienen material genético del virus que causa el COVID-19, este da instrucciones a nuestras células para que creen proteínas inocuas exclusivas del virus. Una vez las células generan proteínas, destruyen el material genético de la vacuna, pero la proteína queda, como es un agente externo, nuestro cuerpo lo reconoce y genera las defensas que recordarán cómo combatir este virus por si nos llegamos a infectar. Las vacunas desarrolladas por Pfizer/BioNTech, Walvax, Medicago son de este tipo.

¿Es mejor contagiarse con la COVID-19 de forma natural que vacunarse?

No. La vacuna creará inmunidad sin los efectos nocivos asociados a la COVID-19, incluidos los efectos a largo plazo y posible muerte. Permitir que la enfermedad se extienda hasta alcanzar la inmunidad colectiva podría causar millones de muertes y una gran cantidad de personas con los efectos a largo plazo de la enfermedad.

¿Me van a inyectar un microchip? ¿Voy a ser magnético?

No, no nos van a implantar un microchip. Si bien actualmente existen microchips que pueden ser implantados en nuestro cuerpo, los implantes comercializados tienen al menos 10×2 milímetros, y deben ser inyectados con jeringas de 5 mm de diámetro, esto sugiere que el microchip se podría ver en el líquido de la vacuna, y que las agujas utilizadas comúnmente se atorarían ya que tienen tan solo 0.8 mm de diámetro.

Además, si el objetivo es rastrear a la población humana, hay tecnologías más eficientes que ya estamos utilizando masivamente y de manera voluntaria, cualquier aparato conectado a GPS, como teléfonos móviles, relojes inteligentes, carros, entre otros.

Tampoco vas a ser magnético, unas vacunas ni siquiera contienen ingredientes metálicos, algunas contienen pequeñas cantidades de aluminio, similares a las que se encuentran naturalmente en los alimentos e incluso el agua potable, por lo que no es dañino y mucho menos genera magnetismo.

¿Cuánto dura la inmunidad que genera la vacuna contra la COVID-19?

Hasta enero de 2021, aún hay muchas incógnitas sobre esta pregunta. A medida que las vacunas se estudien más a fondo, se continúen los estudios clínicos y pase el tiempo, se irán resolviendo estas y otras preguntas.

¿Para qué participar en un estudio de una vacuna si ya hay vacunas?

Por preguntas como la anterior y muchas otras preguntas para las cuales aún no tenemos respuesta, se hace importante la participación de voluntarios en estudios clínicos, ya que los ensayos clínicos permiten realizar un estrecho seguimiento al participante en un periodo de tiempo mayor que a una persona que acuda a un centro de vacunación masiva. Gracias a los ensayos clínicos es que los científicos han logrado responder a todas las preguntas que te puedas hacer sobre las vacunas y algunas de las que aquí te estamos respondiendo.

Los ensayos clínicos son la manera más rápida y segura de conseguir respuestas acerca de nuevos tratamientos y medicamentos, en estos estudios, una parte esencial es salvaguardar la seguridad, confidencialidad y bienestar de los participantes, para saber más de estudios clínicos mira preguntas frecuentes: estudios clínicos).

¿Puedo elegir entre placebo o la vacuna?

No, por lo general los estudios clínicos son ciegos y aleatorizados, lo que significa que la selección del grupo al que pertenece se hace de manera aleatoria, por una máquina y ni el personal del centro de investigación, ni el participante sabe en qué grupo se encuentra.

Este diseño del experimento asegura que no haya sesgos, es decir, errores introducidos por humanos y los resultados de los estudios sean confiables.

¿Si quedo en placebo no quedo vacunado?

Si se determina que la vacuna que se está estudiando es eficaz, se pondrá a disposición de las personas del grupo placebo. Cada estudio tiene sus procedimientos particulares y esto se explica con mucho detalle en el proceso de consentimiento informado.

¿Qué pasa si mientras estoy participando en el estudio me llaman a vacunarme?

Es prioridad que todos estemos inmunizados, por lo que se anima a los participantes a obtener una vacuna aprobada si está disponible. En estos casos es necesario informar al personal del estudio para realizar el procedimiento de decegado, es decir, saber si estabas en el grupo de control (al que le estaban aplicando placebo) o el grupo al que le estaban aplicando la vacuna en estudio.

Tengo una enfermedad preexistente, ¿puedo participar como voluntario?

Si, en algunos estudios se están inscribiendo personas con comorbilidades, porque se sabe que estas pueden ser un factor que pone en riesgo de sufrir COVID-19 más grave.

Algunos enlaces de interés

Publicaciones anteriores
junio 2024
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930